Con ustedes La Carta de La Vaquería / See the menu y nuestros Postres

Tenemos una barra de mármol que hemos construído para marcarnos una entrada al más puro estilo de Ottonleghi de Notting Hill. Servimos “Roasted vegetables y crudités con salsas vacilonas” con las mejores verduras de la huerta de Tudela, ecológica y centenaria de la finca “La Trailla”. Tenemos tomates con pasaporte diplomático.

En La Vaquería Montañesa comerás el mejor plato guardado por los pastores: el Frito de lechazo ecológico en taquitos crujientes; comerás terneras cántabras ecológicas de 9 vaqueros montañeses valientes porque fueron los primeros hace 15 años en reivindicar el pastoreo tradicional. Te brindarás un rostï con bechamel gordita y huevos ecológicos de gallinas felices y los pollos sin estrés de dos veterinarios valientes, Santiago y Guillermo con sus dos granjas ecológicas en Segovia…

Ven a comer aquí o llévate La Vaquería a tu casa:  Take Away o pide nuestra comida en Deliveroo, Resto in, Just eat y Glovo.

Con ustedes la Carta de Vinos de La Vaquería

Cuando empezamos el oficio de dar de comer y beber, había muy pocas guías, Parker pensábamos que era un bolígrafo, Wine spectator no llegaba a los kioskos, para leer Decanter te tenias que ir a Londres y el libro de referencia era The World Atlas of Wine de Hugh Johnson con Jancis Robinson. También tenemos vinos naturales, porque están ricos, te sientan bien, tienen historias detrás que son fascinantes, tienen a sus espaldas un montón de noches pensando en sus uvas, en el tiempo, en las heladas, en el día que hay que arar, podar, recoger la uva y en cómo hacer el vino y que si tienes la suerte de que te inviten un día a comer con ellos en vendimia una parrillada de cordero en pleno campo con leña de viñas viejas, acabas queriendo pedirle la mano al dueño.  Tenemos también a la enóloga y química Ana la describían hace mas de 10 años como “la enóloga rodante y todo terreno”, es para nosotros una mujer que nos transmite las 24 horas del día pasión por el vino. Haciendo vinos radicales como Traslanzas o Cuzcurrita, aquí lanzamos su versión de “vinos urbanitas” donde si quieres tú mismo en pleno centro de Madrid te puedes hacer tu propio coupage y beberlo en la mesa. Pásatelo bien, patenta tu mezcla y regala el vino, que es la manera más bonita de regalar alegría…Tenemos más vinos quizá por eso abrimos 365 días al año, para poder probarlos todos.